2008

2008

Dom, 12/Mayo/2013

Llega el fin de año y es hora de hacer balance.

Desde luego este ha sido un buen año para los Sánchez Ferrín. Un año tranquilo, sin grandes noticias, pero buenas noticias. Si tendría que buscar una palabra que lo definiese, esta sería estabilidad.

 

Por fin Paula dejo de visitar a los médicos, que salvo TiaMaite y TioMiguel son todos unos pesados. No más quirófanos, no más revisiones, no más RX, no más viajes a Barcelona. Por fin, hemos visto la luz en este largo y oscuro túnel. Y aunque todavía nos queda trabajo, el tema de la pierna empieza a estar olvidado.

 

Izan ya es un niño. Un niño cabezón que no quiere recoger sus juguetes, no quiere ir andando por la calle y solo piensa en jugar. Vamos lo normal. Pero ya nos deja dormir por la noche. Incluso alguna noche de un tirón.

 

Inma ha conseguido trabajar donde llevaba buscando hace años. Quedaron atrás las listas del paro, los trabajos por la tarde.

 

Y yo después de algún que otro susto, renovamos con el hospi por cuatro años. Aunque vuelva loca a Inma con mis quejas de la rutina del trabajo repetido durante años, las broncas con los compañeros, las interminables horas en el taller los sábados por la mañana, etc, etc. Al final, este trabajo me da los medios y el tiempo para mis actividades paralelas.

Además este final de años he podido quitar la sábana a viejos fantasmas que rondaban por mi cabeza, librándome de ellos.

 

Un año tranquilo y provechoso. Espero que el 2009 sea para todos al menos, como este 2008 ha sido para mi.