Bendita juventud

Bendita juventud

Vie, 14/Jun/2013

Hoy en día satanizamos a los niños y adolescentes por su total dependencia de las nuevas tecnología y las redes sociales.

¡Solo saben relacionarse en la red! ¡No saben vivir sin el whatsapp! ¡Y encima dan sus datos personales! ¡Hasta conciertan citas con amigos de amigos de amigos del facebook! ¡Qué peligro diosmio!

Este fin de semana charlando con mi padre de su juventud allá por los años sesenta, descubro que en aquella época una de las aficiones era marcar un número de teléfono al azar y preguntar por algún nombre de chica más o menos común (Pilar, Ana, Marisol). No tardaban más de tres o cuatro llamadas en encontrar una chica dispuesta a charlar un rato con un desconocido (lo que viene a ser un chat) incluso, siempre en compañía de una amiga concertaban alguna cita a ciegas, tan populares en aquella época.

Pero para mi sorpresa, había una sección en los periódicos donde gente dispuesta a conocer gente (singles de hoy en día) daban su correo postal y esperaban que otros enviasen cartas con vete a saber qué propósitos.

Todo esto me lleva a la conclusión que los jóvenes de hoy en día no distan demasiado de los de toda la vida. Alocados, alegres, descarados, irrespetuosos, irresponsables, inconscientes y con ganas de vivir.

Bendita juventud