Etxauri

Etxauri

Dom, 12/Mayo/2013

La nieve se acerca a la ciudad. Pero es tímida. Le da miedo el calor de las calefacciones de las casas.

Así que decidimos salir a su encuentro.

 

Fuimos al El cabezón de Etauri. Se veía tan bonito todo blanco desde Pamplona.

 

No había demasiada nieve, decían los gigantes. Pero para nosotros más que suficiente para tirarnos unas bolas, intentar hacer un muñeco y hundirnos en ella hasta la rodilla.

 

Por la zona, los más atrevidos, suelen practicar la escalada y Otto que siempre fue echado pa'lante se quitó el gusanillo. ¡Qué osado!